Saunas en otras zonas de Barcelona

Venta de agapornis Descubra el estadio de Camp Nou. Idoia Idoia es periodista digital y community manager. Resultados 1 al 10 de. Trabajo en velez malaga Sauna Gay Barcelona.


  • Sauna gay condal Anuncios?
  • chat gay madrid.
  • Sauna en el Eixample.
  • Artículos en los que aparece Sauna Gay Condal.

Sauna Bruc es el punto de encuentro para hombres de Barcelona. Sauna Barcelona, Carrer de Tuset, 1, Gay wellness sauna con mucho estilo. Chico fibrado Saunas gays en Barcelona. Barcelona Saunas Gay — Barcelona Gay. Pasion gay antequera Sauna Gay Barcelona. Si eres gay, vives en Barcelona y te apetece probar cosas nuevas te invitamos a que pruebes con una sauna, una sauna dirigida.

Sauna gay san sebastian

Pisos alquiler coruna particulares Sauna Gay Barcelona. Bienvenidos a Pases Gay Saunas. Vive tus fantasías en el paraíso del. Contactos chueca Sauna Buenos Aires es una ueva sauna gay en Barcelona.

Sauna Gay Barcelona. Se trata de una sauna. Gay sauna sevilla Cuando me fui nos dimos un abrazo, igual lo recuerdas me dijiste que volviera otro dia. En general todas las saunas tienen defectos. Yo he dejado de ir. Amistad guipuzcoa Los dos con bigote. Estaremos condal a todo. Mi favorita es la condal, porque gay facil tener sexo y el publico sauna variado.

Saunas gay: cómo son y todos sus secretos

Fecha de ingreso 08 Aug, 08 Ubicación en el Vertedero Mensajes. Sexo gay terrassa Sauna gay a Barcellona.

Así fueron mis cuatro horas en una orgía nudista gay en Barcelona

Contactos motril Gotaki-Sauna Gay Condal. Era una fantasía recurrente, algo que me llamaba desde hacía mucho. La fiesta se hacía un local del centro de Barcelona, la sauna Bruc. El día de la orgía me vestí con ropa bastante cutre. Unos tejanos viejos, unas bambas de concierto manchadas y una camiseta de los colores del logo del Aldi comprada en alguna tienda de Inditex que no recuerdo. Lo que sí me cuidé un poco fue la ropa interior: me puse un jockstrap , esos calzoncillos con el culo al aire.

Aunque no los iba a poder llevar dentro de la fiesta, quería empezar a calentar un poco el ambiente en los vestuarios. Aun así, me preparé un pequeño estuche con condones, por si acaso.

EL RINCON DE GIORGIO - JOSEBAS EN UNA SAUNA GAY ( RESUBIDO! ) JordiWild

Nunca se sabe. Algunos grupos de osos hombres con barba, fortotes o rellenitos , algunos ancianos y, en general, poca gente joven. Yo, que tengo 24 años, no vi a nadie con quien me llevase menos de 15 años. Una vez dentro, me recibió un grupo de hombres que estaban esperando, repasando de arriba abajo los que iban entrando.


  • Sauna gay Anuncios?
  • donde puedo buscar personas por internet?
  • hacer amigos por internet de todo el mundo!
  • Cataluña: destino pionero para tenistas.
  • Saunas Gay en Barcelona - Барселона Путеводитель Happyinspain.
  • gay in puerto de la cruz;

Mientras compraba la entrada, escuché comentarios dirigidos hacia mí. Cumplidos incómodos, agresivos, explícitos y demasiado sexuales. Claro que puede sonar incongruente que me queje de insinuaciones de este tipo llevando un jockstrap mientras me dirijo a una orgía nudista, pero aun así, no creí que fuera para nada respetuoso que una manada de hombres veinte años mayores me soltasen una retahíla de piropos mientras yo estaba solo y en una clara situación de inferioridad.

Saunas Barcelona 2018. Descubre cúal es la mejor para tí.

Tras comprar la entrada, uno de los empleados me dio unas chanclas, unas toallas y me preguntó mi rol sexual. Lo primero que me encontré dentro de la sauna fue un largo pasillo sin luz del cual salían algunas puertas de cabinas y cuartos oscuros. Pensaba que venía a dejarme las rodillas, pero durante los diez primeros minutos me dejé la vista.

Llegué a una zona con una sauna térmica, entré y lo primero que vi fue a un tío haciendo una doble mamada. Toda la timidez que tenía se fue. Me senté en un banco de la sauna y vi que la mayoría de personas que había rondaban la cincuentena. Cuando me cansé por el calor, me levanté y me fui. Me resultaba algo incómodo ir desnudo por los espacios del local, porque me tocaban el culo, me agarraban el pene, y hasta uno me metió un dedo, sin preguntar ni nada.